Todo país merece al menos una excelente banda de culto y Costa Rica tiene a una de las más radicales del contexto experimental latinoamericano: aUTOPerro. Desde hace más de 30 años este trío de arquitectos se ha esmerado en romper estructuras y generar un enigma en el que todo está permitido: performance, manipulación y distorsión de objetos sonoros y sintetizadores análogos y digitales dan vida a universos que cambian en cada acto en vivo -los que, por cierto, suelen ser muy raros y esporádicos. Mejor no te los pierdas, esto será algo que le contarás a tus hijos.

 

Participación Epicentro:

Festival Nrmal x Epicentro, Noviembre 2015, San José, Costa Rica