Gipsy folk pour tous

Pocas agrupaciones costarricenses pueden contar una historia de éxito tan abrumadora como la de Passiflora, banda liderada por Mariana Echeverría que sorprendió a la audiencia local con un sonido tan introspectivo como envolvente, empoderado por la característica voz de su talentosa cantante. Apoyada en un fino trabajo de coros y cuerdas, Mariana ha logrado remover las fibras emocionales de un grupo cada vez más numeroso (y sonriente) de fanáticos. El fenómeno espiritual y musical de Passiflora pasará a la historia de la música costarricense como uno de sus momentos más felices. Porque… ¿quién no quiere bailar cantar y sonreír al mismo tiempo? Passiflora saca hasta en el más apático el hippie que lleva por dentro. Ése es el poder de la música, su música.

 

Participación en Epicentro:

Mercado de Verano 2015, San José, Costa Rica.